Tehuelche: Fue la denominacion que le dieron las tribus mapuches a un conjunto de pueblos que habitaban cordillera abajo de gran porte y ferocidad. Habitaban desde el Chubut, hasta ambas costas del Estrecho de Magallanes y que fueron conocidos por los colonizadores europeos como parte de la etnia patagona.

La voz tehuelche del mapudungun chewelche "gente bravía", alude a la tenaz resistencia que estas tribus opusieron a la expansión mapuche por la Patagonia. A su vez el pueblo tehuelche se daba a sí mismo diversas denominaciones:

 

Historia

Hasta la llegada de los europeos (inicios del siglo XVI) los patagones poseían un modo de vida cazador-recolector en el que hacían uso de una movilidad estacional, desplazándose en pos de las manadas de guanacos; durante los inviernos se encontraban en las zonas bajas (vegas, mallines, costas, orillas de los lagos, etc.) y durante el verano ascendían a las mesetas centrales de la Patagonia o a la cordillera de los Andes en donde tenían entre otros sítios sagrados el cerro Chaltén.

La llegada de los realistas implicó un conjunto de cambios revolucionarios en la cultura de los pueblos originarios y los tehuelches no fueron ajenos a esto; se desataron entre ellos pestes como el sarampion la viruela o la gripe que les diezmaron. Esta catástrofe facilitó la invasión de sus territorios por parte de los mapuches. Cuando los inmigrantes galeses comenzaron a colonizar Chubut, en general, las relaciones fueron armónicas entre ambos pueblos.

Se sabe poco de la cultura tehuelche anterior a la llegada caballo, aunque su organización socioeconómica se parecía a la de los ona de Tierra del Fuego. La introducción del caballo a principios del siglo XVIII transformó el modelo de organización social de los tehuelches: se formó en ellos un complejo ecuestre. Los tehuelches también trabajaron las estepas de matorrales de la Patagonia, viviendo principalmente del guanaco y de la carne de ñandú o choique, seguida de la carne de huemul, venado, mara e incluso puma, además de ciertas plantas. La adopción del caballo significó una profunda revolución social en la cultura tehuelche, modificó en gran medida el patrón de los desplazamientos, a partir del complejo ecuestre tomaron gran importancia los desplazamientos longitudinales estableciéndose extensos circuitos de intercambio: a mediados del siglo XIX los trocaban sus pieles por frutillas, zarzamoras, calafates, semillas de pehuén, llao llao, brotes y cogollos de coligüe y manzanas a los gennakenk del Neuquén, del Alto Valle del Río Negro. El caballo, o más exactamente la yegua, pasó a ser parte principalísima de su dieta, dejando en segundo lugar a los guanacos.

 

Religión y Actualidad

Los tehuelches, como todos los pámpidos, tenían sistemas de creencias basados en mitos, y ritos, el encargado de esos ritos era comunmente llamado chaman.

Creían en espíritus y en una deidad suprema que creó el mundo pero que no interviene en él. Los chamanes ejercían la medicina con la ayuda de esos espíritus.

En la actualidad según el Censo Indígena Nacional, hay unos 52 ciudadanos descendientes de la etnia hablantes de la lengua y 113 no hablantes. La población con linaje tehuelche que se ha mantenido más apegada de esta cultura se ubica en la meseta central de la provincia argentina de Santa Cruz aunque, como otras etnias originarias de la Argentina, hoy en día se encuentra fusionada con la poblacion de las ciudades.

En Sarmiento existen grupos mestizos de mapuches y tehuelches que intentan conservar el lenguaje, las costumbres (como el camaruco) aunque habiten en la ciudad. Algunos de los apellidos mas representativos son: Antileo, Mariqueo, Loncopan, Lefipan, Sayhueque.